Opciones de entrenamiento

Lo ideal cuando te propones abordar un reto deportivo es disponer de un entrenador cualificado, es decir, de alguien que se compromete con tu objetivo y que es capaz de construir un entrenamiento correcto para alcanzarlo. Un entrenador suele abarcar varias áreas de conocimiento que son muy distintas entre sí, pero que se relacionan y se aplican para la mejora de tu rendimiento: nutrición, anatomía, fisiología, psicología, y biomecánica son algunas de ellas. Estoy convencido de que en un centro de alto rendimiento hay, al menos, un profesional especializado para cuidar a los atletas en cada una de estas áreas.

Las opciones como deportista popular son distintas, y pasan por contratar a un entrenador personal, unirte a un club que disponga de él, ponerte en manos de otro deportista con más experiencia o hacer tú mismo la planificación de tu entrenamiento. Ésta última es la elección que más tiempo, errores y lesiones te puede costar, pero a pesar de ello es la práctica más extendida en la carrera a pie. Yo defiendo que, el modo más inteligente de proceder a este respecto, es hacer uso de cada una de las opciones anteriores basándote en las necesidades y posibilidades que tengas en cada momento. En esta categoría que he dado en llamar Entrenamiento, voy contarte mi experiencia personal respecto al entrenamiento y voy a compartir contigo los conocimientos que he tenido que adquirir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com